Más sobre el “Consejo Kimwani 7”

IMG_5530

En este post hablamos sobre que le puedes regalar tu al planeta y este a ti 

2

Los Kimwani y la naturaleza.-

Los Kimwani viven en plena armonía con la naturaleza, cogiendo solo lo que necesitan. Las Quirimbas es a día de hoy un Parque Nacional, con la mayores reservas de vida marina del mundo. Parque Natural del que los Kimwani son protagonistas y de cuyas reservas marinas viven la mayoría de ellos, bien porque pescan para comer o pescan como modo de vida.

Y los Kimwani son muy conscientes del regalo que la naturaleza les ha hecho, por lo que la cuidan y solo cogen lo que necesitan, a veces mas de lo que los criterios “occidentales” de preservación de la naturaleza recomiendan. Las rocas de coral que hay en las Islas están mutiladas en muchos casos, porque se cogen y utilizan para la construcción y la puesta anual de las tortugas es la razón para que muchas de ellas caigan en el proceso. En el resto de materias son muy conscientes de su privilegiada situación y viven en plena armonía con la naturaleza.

  3

Los Muzungus y la naturaleza.-

En el caso de los occidentales, esta claro que si pretendemos liberar neuroquímicos  felices vía   la naturaleza, tenemos que trabajar en dos áreas complementarias::

1/ Vivir en armonía con la naturaleza, aunque en nuestro mundo es mucho más complicado,  que en las Quirimbas, siempre hay cosas que podemos hacer por el planeta, que redundan en un incremento de nuestros índices de felicidad.

2/ Aprender a liberar neuroquímicos felices inspirados por los 4 elementos de la naturaleza , de forma que nuestra aproximación a los  elementos  de la naturaleza actúe como detonante de la liberación  de neuroquímicos.

4

Sobre la liberación de neuroquímicos viviendo  en armonía con la naturaleza.-

Disfrutar de la naturaleza es muy fácil, protegerla de la humanidad muy difícil. Como decía  Edmund Burke,” No hay mayor error que no hacer nada, porque solo se pueda hacer un poco”.

Cuidando del planeta sentirás que estás en armonía con el y cuando intentes estimular la liberación de neuroquimicos felices  a través de la contemplación de la naturaleza ( paisajes, olas, movimiento de los astros…) te sera mucho mas sencillo, si estas cuidando el planeta.

Cinco consejos prácticos.-

Si no eres practicante del respeto al planeta, te recomendamos empieces por poner en práctica estos 5 consejos, antes de empezar a buscar la liberación de neuroquímicos  por este camino  y luego ir profundizando en otras fórmulas  que encontrarás en cualquier web dedicada al medio ambiente.

1.- Con tu basura: Recicla

Si no lo haces todavía, nunca es tarde. Comprate un cubo separador y busca donde estan los recipientes de reciclaje más próximos a tu casa

2.- Con el agua : Ahorra

Si cuando te lavas los dientes, afeitas o lavas los platos, cierras el grifo durante el proceso, el planeta y tu cuenta  corriente te lo agradecerán. Si quieres ir un poco más allá, haz como los Kimwani y recoge el agua para ducharte en un balde y desde ahí riégate antes de enjabonarte y después  riégate otra vez para quitarte el jabón. Te sorprenderá comprobar lo reconfortantes que son estas duchas y la de litros que se ahorran.

3.-Con los arboles : Planta  

Los árboles son los seres vivos más grandes, más altos y más longevos que hay sobre la Tierra. Han acompañado a la humanidad desde hace más de 5 millones de años cuando emergieron los primeros homínidos, antepasados directos del homo sapiens. Los árboles producen oxígeno, absorben dióxido de carbono, controlan la erosión del suelo, fertilizan y dan refugio a la fauna.

Planta 1 árbol en tu jardin , terraza, ciudad o en el campo. Y si ninguna de estas alternativas es viable, encarga  que te lo planten, por ejemplo en España en  http://arboliza.es/

4.- Con las bolsas de plastico: Di NO

Es fácil,  sabiendo el enorme daño que causan al planeta, no las consumas. Ni para transportar productos desde las tiendas a tu casa, ni para reutilizarlas. Hazte con  bolsas ecológicas y acuérdate de tener una mano cuando vayas a la compra.

5.- Con tu coche: Piensa

Desconecta el motor en los semáforos, compárte esta iniciativa  con tus vecinos y cambia el aceite en un taller que disponga de un procedimiento para recoger el aceite usado de acuerdo con la legislación vigente. Y  si lo haces tu mismo entrégalo en un departamento especializado.

5

Sobre como liberar neuroquímicos  inspirado por los 4 elementos de la naturaleza.-

Si asistes a una puesta de sol, una luna llena, o una merienda en el mar, lago, rio, montaña o simplemente en el campo o un parque y estás atento, podrás estimular la liberación de neuroquímicos. Es fácil, concentrarte en la situación que te está generando placer y profundiza en ella hasta que seas plenamente consciente de su enorme potencial en tu cerebro.

No basta con que asistas a un espectáculo de la naturaleza. Es necesario que lo interiorices y seas consciente del mismo. Sin esa plena consciencia, de la concentración como comentábamos en el Post 5, los neuroquímicos no se generan de forma automática como cuando  te ríes, comes determinados alimentos, haces deporte o el amor. En este caso tienes que  ser tu el que le recuerdes a tu cerebro y en concreto a tu pituitaria,  la enorme placidez que te producen los elementos de la naturaleza, para que esta libere de forma natural tu premio:

Pero, y  si no puedes estar en contacto  directo con la naturaleza, cosa que puede ocurrir frecuentemente si no eres ganadero?,  puedes practicar la estimulación de tus neuroquímicos  aproximándote a los 4 elementos de la naturaleza: Fuego, aire, agua y tierra.

Para la contemplación de estos elementos en un entorno NO naturaleza, es recomendable tengas un reloj de arena a mano, cuya visualización te permita recordar el esfuerzo de concentración en tu propio placer, que estas haciendo para estimular tu felicidad. Piensa que por ejemplo estas en tu oficina . Vete a un espacio privado, una terraza o el WC y ponte tu reloj de arena a la vista y una vela, o una gota de agua rodando por un espejo, o  una pluma o una hoja que se muevan impulsados por el aire de una corriente o una maceta, donde puedas tocar la tierra y sentirla. Con cinco minutos  que dediques a su contemplación son suficientes!

Las primeras veces puede que te sientas raro o ridículo contemplando una vela o poniendo tus manos en la tierra, observando una pluma volante o una gota de agua, pero si perseveras y pierdes tu sentido del ridículo, irás poco a poco sintiendo los efectos de estar convirtiéndote en un ser mas feliz..

6